Testamentos y herencias
Todo lo referente al derecho a heredar


Testamentos



Los testamentos son los actos de última voluntad mediante el cual una persona decide que hacer con sus bienes cuando fallezca. Son documentos que permiten, además, atribuir la tutela de un menor,  designar administradores o, incluso, designar quien va a repartir los bienes después del fallecimiento.

Existen varios tipos de testamentos:

  • Testamento común
  1. Testamento ológrafo, es un documento común escrito de puño y letra con posterior protocolización en notaria. Este tipo de testamento tiene la ventaja de ser cómodo y sencillo, pero cuenta con ciertos riesgos como la facilidad de ocultación o falsificación. Además, pueden ser caros a la larga por la necesidad de contratar informes periciales para su autentificación. 
  2. El testamento común puede ser también un testamento abierto, esta modalidad es la más frecuente y utilizada. El testamento abierto se hace ante notario, expresando la voluntad y deseaos que le han manifestado. 
  3. Testamento cerrado. Se ha de presentar ante notario durante los 10 días siguientes de que tenga conocimiento de la muerte del causante. De igual forma, el notario que autorice un testamento cerrado y lo tenga depositado como testado lo debe comunicar en el mismo plazo a los familiares cuando tenga conoimiento del fallecimiento.
  • Testamentos especiales: militares, hechos en un país extranjero y marítimos.


En RosaLegal le asesoraremos y realizaremos los trámites necesarios para que pueda redactar su herencia. 


Herencias



Al fallecer una persona, tanto sus bienes como sus deudas pasan formar parte de una masa que pasará a ser el objeto de la herencia. Los herederos serán aquellos que estén estipulados en la henrencia o, de no existir, aquellos que diga la ley. 

Una vez que se conocen a las personas que tienen derecho a heredar hay que realizar la paritición. En supuestos normales, donde no existe la figura del contador-partidor designado ya en testamento, la partición habrá de hacerse bajo acuerdo unánime de los herederos. En caso contrario, habrá que acudir a la vía judicial. 

En cualquier caso, la partición se reliza después de haber hecho la sepración de los bienes ganaciales, si el causante estaba casado en este régimen económico. Es decir, se separa de la masa patrimonial todo aquello que le pertenece a una parte del matrimonio y el resto es el caudal que va a ser objeto de herencia. Un vez hecho esto, se reparte entre los herederos según la parte que tenga cada uno. 



En RosaLegal nos encargaremos de redactar su cuaderno particional y le acompañaremos a elevarlo a escritura pública. En caso de que no haya acuerdo con sus coherederos, le asisteremos judicialmente.